viernes, 11 de abril de 2014

4 razones para contratar un videógrafo

Si una imagen vale más que mil palabras, ¿cuánto vale una imagen en movimiento?

Hay tantas fotografías que guardo y que al verlas pienso que me encantaría volver a ver en movimiento, que cuando supe que nos casábamos, supe que quería un videógrafo. Mucha gente me ha dicho que es un servicio que podría ahorrarme. Pero... ¿de verdad no quiero volver a revivir lo que allí pasó?

La memoria es algo que se pierde, nuestros recuerdos se suelen maquillar con los años. Yo quiero ver los nervios que pasamos, la cara de Isra al verme, o la mía al verlo a él. Quiero recordar cada momento, y por eso, el videógrafo es algo que no puede faltar el día de mi boda.

Pero vamos con las cuatro razones:
  1. Podrás revivir cada momento especial de tu boda.
  2. Con el vídeo podrás tener tu historia, la tuya tal y como sois, sin poses ni situaciones forzadas.
  3. El vídeo es una mezcla de sentimientos, sensaciones y emociones... que no se perderán.
  4. Podrás ver en "directo" como él -o ella- se arreglaba.
¿Cuánto puede costarte un videógrafo? Al igual que el fotógrafo, va a depender de diferentes cosas, y son prácticamente las mismas, así que te animo a leer ESTO.

He hablado con varios videógrafos antes de escoger uno (entre tú y yo... aún no está cerrado pero casi :D Tú que me lees y sabes quien eres, nos tenemos que ver!!). Y la media, aquí en Sevilla, rondan los 1400€.

Por último, dejarte una recomendación que me ha dejado el autor del vídeo que os enseño hoy, Javi Fénix:

"No pierdas la oportunidad de hacer una preboda con vuestro videógrafo (al igual que con vuestro fotógrafo). La sesión previa, les vale para conoceros mejor y os soltareis más ante la cámara por lo que no estaréis tan tensos el día de la boda - al menos, no por la cámara -. Si ya estáis familiarizados, el trato entre vosotros y el fotógrafo va a ser distinto."

”twitter” ”facebook” ”pinterest” ”instagram” ”bloglovin”