miércoles, 25 de febrero de 2015

Mi despedida de soltera Sevillana

Todo parecía normal hasta que llegué a mi casa y recibí una nota amenazante de "A". Me citaban en casa de mis padres, con unas claras pautas de vestimenta y en un momento concreto. A pesar del miedo tomé un tren hasta Sevilla y allí esperé, esperé y esperé. La hora que la nota ponía había pasado y empecé a pensar que sólo ponía "Viernes 6", ¿y si no era de febrero y era de marzo? Al cabo del rato sonó el telefonillo y me arrestaron!!!
Mis amigas de siempre me llevaban presa hacia lo desconocido. Aparecimos en medio de la noche en un chalet en Matalascañas, con su chimenea, su súper salón, y sus múltiples cuadros. Me tendrían retenida allí durante todo el fin de semana, entre amigas, con alcohol y comida. Nunca he estado en la cárcel pero esta... ME ENCANTA!! jajaja
La primera noche la pasamos bebiendo Puerto de India con sirope de fresa y fresas (probarlo que está muy bueno, a pesar de mis reticencias. Me dicen, me cuentan, que con sirope de sandía está espectacular), jugando a diferentes juegos y contando mil y una anécdota juntas.

Al día siguiente tenían un picnic preparado en la playa, pero nos cogió toda la ola de frío y amaneció chispeando, así que trasladaron el picnic al salón de la casa y disfrutamos de una buenísima comida. Pero antes apareció por la puerta, Rocío! Que venía de Madrid a disfrutar de la despedida de soltera.
Por la noche me tenía preparada una fiesta de disfraces ochentera/neón, a la cual asistí casi a ciegas. Me maquillaron y peinaron con los ojos cerrados. A pesar de la mezcla de colores, yo creo que quedamos moniiiiiiiiisimas :D
Finalizó el fin de semana con un arroz y haciéndonos intimas de los dueños del chalet jajaja

Chicas, mil gracias por un finde inolvidable. Pasar tiempo a vuestro lado es una de las mejores cosas de mi vida. Gracias por formar parte de ella. Os quiero!!!!
”twitter” ”facebook” ”pinterest” ”instagram” ”bloglovin”